Las 5 mejores máquinas para una obra

Beard worker man suit construction worker in safety orange helme

La tecnología crece a pasos agigantados, siendo el sector construcción uno de los más beneficiados. Prueba de ello es la avanzada maquinaria con la que contamos hoy en día, que hace posible terminar los proyectos de forma rápida y eficiente. En este artículo te mostraremos cuáles son las mejores máquinas para una obra, así que no te lo pierdas.

Plataformas elevadoras

En primer lugar, se encuentran las plataformas elevadoras, las cuales son máquinas móviles que se utilizan para trasladar personas de un lugar a otro dentro de su lugar de trabajo. Estas máquinas son una excelente alternativa para llevar a cabo tareas de mantenimiento y construcción en fachadas, puesto que pueden alcanzar alturas de hasta 40 m.

Básicamente, estas máquinas permiten subir, bajar e incluso desplazar a los operarios junto con el material de trabajo o las herramientas que están utilizando. Entre las ventajas que ofrecen las plataformas elevadoras destaca la seguridad que brindan estos equipos. Esto se debe a que permiten un mayor acceso a áreas elevadas, proveen un punto de apoyo firme y previenen los resbalones. Todo esto hace que las labores de construcción sean seguras para el operador, tengan un menor costo y, sobre todo, sean más eficientes.

Hoy en día, existen distintos tipos de plataformas, las cuales son fundamentales en los trabajos de construcción. La primera de ellas es la plataforma elevadora de tijera, que se eleva de manera vertical, lo que incrementa su capacidad de carga en comparación con otras plataformas.

Las plataformas elevadoras de tijera tienen capacidad para 3 personas y pueden usarse en terrenos desnivelados, gracias a sus patas hidráulicas que brindan estabilidad. Luego están las plataformas articuladas, empleadas por lo general para trabajos de desplazamiento vertical.

Por último, se encuentran las plataformas telescópicas, que son similares a las articuladas, aunque su movilidad es menor. Pueden alcanzar grandes alturas y poseen ruedas para moverse incluso sobre terrenos irregulares.

Camiones grúa

También llamados camiones pluma, son vehículos de transporte que incluyen en su estructura una grúa. Dicha grúa permite cargar y descargar objetos pesados, por lo que no es necesario emplear otras maquinarias para cumplir con estas tareas. Además de usarse para transportar artículos, también se emplean para subirlos a alturas elevadas.

Ciertamente, existen distintos tipos de camiones grúa, sin embargo, todos ellos tienen características en común. Algunas de estas características son:

  • Cuentan con una potencia de elevación mayor a 350 caballos.
  • Tienen dos o cuatro ruedas motrices (ya sea orugas o neumáticos).
  • Su alcance es de hasta 25 m.
  • La grúa se instala en la parte trasera del camión.
  • Son muy populares en la industria.
  • El uso de estas maquinarias implica seguir un protocolo de seguridad para proteger la integridad física de los operadores.

Carretillas elevadoras

Otra de las máquinas que son de gran utilidad dentro de cualquier obra de construcción son las carretillas elevadoras y en seguida te explicaremos el motivo. Estas máquinas se emplean principalmente para trabajos de carga y descarga, lo cual facilita tareas de transporte, elevación y almacenaje de material.

El movimiento que realiza esta máquina se hace gracias al impulso que genera su motor. Por ese motivo, es importante que tanto la carga como los útiles de trabajo que se adapten a ella sean adecuados. Claro está, todo depende del tipo de carretilla elevadora.

En este sentido, podemos mencionar que existen diferentes tipos. La primera es la carretilla transpaleta manual, perfecta para uso diario. También están las carretillas transpaletas eléctricas, las cuales tienen motor y batería. Garantizan un trabajo eficiente y seguro, sin que el operario tenga que renunciar a la comodidad.

Por otro lado, se encuentran los apiladores eléctricos que se emplean principalmente para cargas paletizadas y son ideales para mover mercancías a largas distancias. Y las carretillas contrapesadas, utilizadas para transportar cargas de hasta 60 toneladas.

Asimismo, tenemos que mencionar a las carretillas retráctiles, pensadas para transporte horizontal y para apilamiento, pudiendo soportar cargas de hasta 1400 kg. Por último, están las carretillas automáticas, que funcionan sin conductor. Son programadas para indicar el lugar por donde tienen que circular y en donde tienen que cargar y descargar el material.

Brazos articulados

Para terminar con este conteo sobre las mejores máquinas hablaremos sobre los brazos articulados. Son perfectos para trabajos que requieran de grandes alturas y ofrecen mucha movilidad, por lo que pueden llegar a sitios complicados que los elevadores telescópicos convencionales no pueden alcanzar.

Los brazos articulados ofrecen diferentes ventajas. La primera de ellas es que pueden alcanzar sitios de acceso complicado. Pueden llegar a grandes alturas, por lo cual son ideales para trabajos de construcción en grandes edificios y estructuras.

Operan sin problemas en diferentes tipos de terreno, incluso en zonas no pavimentadas. Además, gracias a que funcionan con un motor eléctrico no es necesario gastar dinero en combustible y son respetuosos con el medioambiente, gracias a que no generan ningún tipo de humo. Tampoco producen ruido, por lo tanto, no causan contaminación sónica.

Estas máquinas representan una gran adición si quieres que tus trabajos de construcción sean más eficientes y, por supuesto, se hagan en el menor tiempo posible. Por eso, si deseas alquilar cualquiera de ellas, puedes dirigirte a nuestro Dossier para conocer detalladamente nuestra flota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − dos =