Tipos de máquinas de construcción y sus nombres

Tipos de maquinaria de construccion

Desde la creación de la primera excavadora mecánica, en el año 1835, se han ido creando cada vez más modelos de maquinaria especializada para ayudar a los obreros y agilizar las tareas de construcción. La época dorada fue, sin duda, la primera mitad del siglo XX, cuando las grandes ciudades del mundo competían por construir el edificio más alto. 

Desde entonces, la variedad de maquinaria ha crecido mucho y en la actualidad puede resultar difícil saber cuál es cuál. ¿Conoces los nombres de las máquinas de construcción más comunes? En este artículo, desde Momentum Alquiler, te hablamos de las más populares y útiles. 

Tipos de máquinas

Las máquinas de construcción se pueden clasificar de diferentes maneras, pero una forma común es por su capacidad o peso. Esto permite determinar qué trabajo pueden realizar y dónde se pueden utilizar. 

Hay una amplia variedad de equipos disponibles hoy en día, gracias a los avances tecnológicos. Cada máquina está diseñada para trabajos específicos, con el fin de optimizar los procesos constructivos. 

Maquinaria pesada

Son las máquinas más grandes y potentes, diseñadas para excavar, levantar, transportar y colocar grandes cargas. Algunos ejemplos son: 

  • Excavadoras 
  • Retroexcavadoras 
  • Grúas móviles 
  • Bulldozers 
  • Cargadoras frontales 
  • Camiones mineros 
  • Brazos articulados para trabajos en gran altura 

Tienen un peso operativo de más de 7 toneladas y se utilizan principalmente en la minería, obras públicas y construcción de edificios altos. Requieren operadores certificados, capacitados y con experiencia para manejarlas con seguridad. 

Estas máquinas montan motores de gran potencia que accionan sistemas hidráulicos capaces de excavar, cargar y transportar miles de toneladas de material por día. Son indispensables en grandes proyectos de infraestructura

Maquinaria semipesada

Son de tamaño mediano, normalmente tienen un peso inferior a las 7 toneladas. Se usan para trabajos de excavación, compactación, elevación y transporte de materiales. Los modelos típicos son: 

Son muy versátiles para construcción de edificios, carreteras, presas y puertos. Permiten una mayor precisión y acceso a áreas confinadas que la maquinaria pesada.  

Tienen la potencia necesaria para realizar trabajos exigentes pero su peso más ligero y tamaño más compacto (en comparación con la maquinaria pesada) aumenta la maniobrabilidad en espacios reducidos.  

La precisión y la alta productividad de estas máquinas es muy valorada en la obra. 

Maquinaria ligera 

Tienen un peso y dimensiones menores que la maquinaria semipesada. Están diseñadas para trabajos ágiles, de apoyo, de acabados y para espacios reducidos donde no llegan las máquinas grandes y medianas.  

Algunas de las más comunes son: 

  • Miniexcavadoras 
  • Plataformas elevadoras 
  • Compactadoras de suelo 
  • Generadores eléctricos 
  • Cortadoras de pavimento
  • Carretillas elevadoras 

Se usan al final de la construcción de edificios e infraestructuras. Son fáciles de transportar y maniobrar en áreas pequeñas o estrechas. Ideales para trabajos de mayor precisión. 

Aunque son de menor tamaño y potencia, estas máquinas son esenciales para cualquier tipo de obra.  

Modelos más comunes

A continuación, entramos en más detalle con cinco de los modelos más comunes de maquinaria, ordenada de mayor a menor peso. 

Camiones grúa

Son vehículos robustos con brazos articulados para elevar y transportar cargas pesadas. El brazo telescópico puede extenderse 20 metros o más para alcanzar gran altura. Se requiere mucha pericia y coordinación para operar con seguridad estas máquinas. 

Estos camiones son esenciales para el transporte y colocación de maquinaria pesada o materiales de gran tamaño en las obras de construcción. Permiten posicionar cargas de varias toneladas de peso. 

Mini excavadoras

Estas máquinas son perfectas para hacer zanjas y excavaciones en espacios donde no pueden acceder máquinas de mayor tamaño y peso. Se pueden encontrar modelos con cucharas de diferentes tamaños y capacidades para diversas aplicaciones. Las orugas permiten avanzar en terrenos blandos e inestables. 

Por su tamaño compacto, las mini excavadoras pueden trabajar en lugares estrechos como patios, jardines o interiores de edificios. Son muy prácticas para abrir zanjas para tuberías o cables, construir caminos o allanar terrenos. 

Manipuladores telescópicos

También llamados telehandlers o manitús (por la marca comercial Manitou). Pueden elevar y depositar cargas pesadas a gran altura gracias a su brazo telescópico extensible.  

Algunos modelos incluyen ruedas para mejor maniobrabilidad en espacios limitados. Son muy versátiles. 

Con un alcance de hasta 20 metros de altura, estas máquinas son perfectas para el montaje de estructuras y trabajos en altura. El brazo articulado permite posicionar cargas con alta precisión. 

Plataformas elevadoras

Permiten posicionar personal y equipo en altura de manera segura. Hay distintos tipos como tijera, articulada, telescópica, autopropulsada o remolcada. Son vitales en trabajos en altura como mantenimiento, limpieza y reparaciones. 

Dependiendo del modelo, soportan cargas en plataforma de más de 400 kg. El acceso seguro a alturas de hasta 10 metros que ofrecen estas plataformas es indispensable para trabajos en fachadas, postes, torres y todo tipo de estructuras elevadas. 

Brazos articulados

Más ligeros que las plataformas elevadoras, pueden alcanzar mayor altura. Su brazo flexible se pliega para acceder a espacios confinados donde otras máquinas no pueden llegar. Incorporan cestos de seguridad 

Por ejemplo, un modelo de brazo articulado grande puede alcanzar una altura de trabajo de 20 metros y una altura de plataforma de 18 metros, con un alcance máximo de 13 metros. Tiene una capacidad de unos 230 kilogramos y puede rotar 360° y abatirse 140° tanto vertical como horizontalmente, ofreciendo gran movilidad y alcance para trabajos de alto y bajo nivel. 

Claves para elegir la maquinaria de construcción

El tipo de máquina de construcción depende de la obra, el espacio disponible y las necesidades generales. Existen equipos para todo tipo de trabajos, desde compactos hasta otros más grandes.  

Es clave elegir el tamaño adecuado para cada trabajo. Las máquinas grandes tienen más potencia pero menos precisión y acceso. Las compactas permiten una mayor versatilidad en áreas más reducidas.  

Por suerte, la tecnología moderna hace estas máquinas cada vez más eficientes, ligeras y seguras. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 3 =